Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

sábado, 3 de diciembre de 2011

Yayo y su Maracaibo Viejo - Publicación Nº 16


Click en la Foto para Ampliarla

La Santa Reliquia

La Santa Reliquia o Cristo Negro, es una imagen de Cristo Crucificado, tallado en madera que se venera en la Santa Iglesia Catedral de Maracaibo, con gran devoción por parte de la feligresía marabina, pero que poco a poco a ido perdiendo vigencia a pesar de ser una de las imagenes mas antiguas que existen en Maracaibo.


Esta es su historia:

El 22 de Agosto de 1600, los indios Quiriquires, los Aliles y los Eneales, cansados del maltrato de que eran objetos por parte de los españoles, decidieron atacar por sorpresa al pueblo de Gibraltar, al sur del lago de Maracaibo, y lo hicieron con mucha ferocidad matando mucha gente, pues fueron pocos los que pudieron salvarse refugiandose en las laderas de las montañas , en su ataque se dedicaron a lanzarle flechas a una imagen de cristo crucificado tallado en nogal, que estaba expuesto en una hermita hecha de madera y palmas.

Cinco flechas quedaron clavadas en el Santo Cristo: una en la ceja, dos en los brazos, otra en el costado y la última en una pierna, además de numerosas señales en todo el cuerpo, hecho esto le prendieron fuego a la hermita la cual se consumió totalmente , incluyendo el cepo que sostenía la cruz, pero el Cristo y una imagen de papel de la Inmaculada Concepción pegada al pie de la cruz, quedaron intactas, mas el Cristo se puso negro a consecuencia del fuego.


El Cristo fue traído a Maracaibo a la Iglesia de San Sebastian, hoy la Santa Iglesia Catedral, con el compromiso de que cuando reconstruyeran a Gibraltar y su Templo, el Santo Cristo les sería devuelto, pero para cuando esto sucedió, los maracuchos habían creado una devoción tan profunda hacia esta imagen que se negaron devolverla, lo que motivó un litigio con los habitantes de Gibraltar de tal magnitud, que se apeló al Consejo de Indias en España, quien sentenció y ambos bandos estuvieron de acuerdo, en que el Cristo fuera puesto en un barco de vela sin tripulación en el lago frente a Maracaibo , cuando el viento estuviese soplando favorable a Gibraltar y que el propio Cristo escogiera su destino; así lo hicieron y en el comienzo el barco empezó a dirigirse hacia el Sur, pero el viento se calmó, y la corriente de agua trajo el Cristo a Maracaibo, donde hoy día todavía permanece.


Eduardo de Pool.

Sígueme en Twitter @yayodepool