Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

miércoles, 25 de noviembre de 2015

De Corazón Gaitero N° 2: Ricardo Portillo y Jesús Terán Chavín


La gaita forma parte de la idiosincrasia del zuliano y es símbolo de la época decembrina. Hoy una selección de emblemáticos gaiteros nos cuentan sobre su relación con este género musical y como los ha marcado en su vida .


Ricardo Portillo


Agrupación: Amparito.

Años en la gaita: 54.

Grito de guerra:
"¡Arriba mi gente! Porque siempre tenemos que tener el ánimo arriba, no importa las circunstancias. En cada presentación quiero contagiar a la gente de alegría y buen ánimo".

La gaita para mi...
"Amor. Eso es para mí la gaita, una expresión de amor profundo. Siento un amor desbordado por ella. En los momentos cumbres de mi vida he escrito gaitas para dejar mis sentimientos plasmados en ellas y como muestra de esa unión profunda que tenemos".

Una gaita con historia:
"Cada gaita tiene su historia. Amparito por ejemplo la compuse de regreso de Colombia; había conocido allá a una linda chica llamada Amparito y en honor a ella compuse esa gaita que se ha convertido en una emblemática cuando subo a las tarimas".

Mejor año:
"Uno de mis mejores años en la gaita fue 1976 cuando grabé con Guaco María la Bollera. Esa gaita me ha dado muchas satisfacciones como interpretarla cuatro veces una misma noche en el Poliedro. Otro año que recuerdo con mucho cariño es 1990 cuando ganamos con la gaita La ciudad más bella".

De no ser gaitero...
"Quería ser médico pero no teníamos dinero para poder costear la carrera. Desde niño la música ha tenido un lugar muy importante en mi vida y creo que eso me llevó a la gaita".


Jesús Terán Chavín

Agrupación: Amparito.

Años en la gaita: 40.

Grito de guerra:
"¡Viva Dios! Para darle gracias que me permitió recuperarme después del ACV al que yo le digo Amar, Cantar y Vivir".

La gaita para mi...
"Yo vivía muy agitado antes de mi enfermedad. Luego de pasar por este proceso he aprendido a vivir con más calma. Ya no llevo una vida tan agitada, la gaita es mi mejor medicina y mi tabla de salvación. Es el estímulo que me levanto de la cama".

Una gaita con historia:
"Grito Guerrero es una gaita que me marcó igual que Venezuela Galopante. Son gaitas que reflejan la esencia de lo que he querido transmitir con mi cantar, el espíritu venezolano; el sentimiento de identificación y amor por nuestra tierra".

Mejor año:
"Sin duda, mi mejor año fue 1979 cuando grabamos Venezuela Galopante, una gaita que no ha perdido vigencia y que cada día más venezolanos cantan. Quiero que siga sonando y que sea un llamado de paz y unidad".

De no ser gaitero...
"Hubiese sido gaitero, no me veo haciendo otra cosa en la vida que no sea la gaita".

Fuente: estampas.com

Publicar un comentario en la entrada