Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

viernes, 27 de noviembre de 2015

De Corazón Gaitero N° 4: Daniel Méndez, Ricardo Cepeda y Eroy Chacín


La gaita forma parte de la idiosincrasia del zuliano y es símbolo de la época decembrina. Hoy una selección de emblemáticos gaiteros nos cuentan sobre su relación con este género musical y como los ha marcado en su vida .


Daniel Méndez

Agrupación: Graba temas con Happy Gaita y Los Chiquinquireños.

Años en la gaita: "Empecé a los 13 años con los Zagalínes del Padre Vílchez. Tengo 43 años en la gaita".

Grito de guerra:
"Danielita y Valentina, mis hijas".

La gaita para mí...
"Es lo que soy. Dios me permitió por medio de la gaita llegar a donde estoy. La gaita me dio la oportunidad de tener contacto con la gente y eso es lo mejor que puede tener un ser humano. Si yo hubiese seguido cantando debajo de una mata de níspero, no estaría aquí con vos (risas)".

Una gaita con historia:
"Estando en Gaiteros de Pillopo nos habíamos acostado a las cinco de la mañana y Astolfo Romero era mi compañero de cuarto. Él me llamaba 'Encarnación' (risas), él decía que todas las cosas mías eran de viejito (risas). A las siete de la mañana comenzó a llamarme: 'Encarnación, parate, vamos pa'la playa'. Dejame dormir, le decía. Y él insistía. Me levanté, porque no me dejó dormir. Fuimos al súper y luego a la playa con otros compañeros, entre tanta conversa, él me dice: 'Qué bueno es estar entre palos y alegría'. Hey, qué buen título para una gaita, le dije. Te la voy a hacer, me dijo. Estando yo en Pillopo, montó esa canción y no gustó. Total que me retiré de la agrupación por eso. Al otro día, Astolfo me llama y me dice: '¿Cómo quedó la gaita?'. Me salí del grupo, le contesté. Entonces Astolfo me pidió que me fuera con él a Cardenales, montamos la gaita, no ese año sino tiempo después y gustó mucho al público. Recuerdo que cuando la estábamos grabando, Astolfo me dice que me anime, que estaba apagado y yo le contesté con un dicho de San Francisco: 'Bueno primo, la tardanza es que arranque el cuatro'. El dicho se quedó entre la gente".

Mejor año:
"En los Zagales, el año 1979, ese fue el año de Rapsodia gaitera, fue gaita del año; en Cardenales el año 1989, fue el año de Entre palos y alegría. Uno dice que fue el año cuando los temas se le quedan a la gente, le gusta".

De no ser gaitero...
"Veterinario o periodista, me gusta la comunicación".


Ricardo Cepeda

Agrupación: Los Colosales.

Años en la gaita: 46.

Grito de guerra:
"Agua 'e lluviaaa, ¡qué cosa tan buenaaa! (risas)".

La gaita para mí...
"Es pasión. La gaita es algo que heredé de mis padres. Mi papá era compositor y cuatrista. Nosotros somos 12 hermanos y a todos nos enseñó a ejecutarlo".

Una gaita con historia:
"Elías Hernández nació en Carirubana en el estado Falcón pero tiene muchos años viviendo en Cabudare, Barquisimeto. Cuando regresó a su barrio a visitar a su familia, entró a la casa y es lo que dice la gaita: consiguió una vela y cuando entró al cuarto la hamaca estaba guindadita, estaban los discos de Carlos Gardel, los carricochos, todo lo que formó parte de su vida para aquel entonces y tuvo un reencuentro con todo aquello, con lo que fue el Barrio de mis andanzas. Es, sin duda, una bella y nostálgica historia".

Mejor año:
"Pienso que todos los años son buenos. Yo le imprimo mucho cariño a todas las gaitas que voy haciendo cada año. Antes de operarme de la cadera yo andaba en bastón y yo iba a cantar así, y cuando me subía a la tarima se me quitaban los dolores (risas) y cuando terminaba la gaita, decía: 'cónchale, Dios mío, sí me duele (risas)".

De no ser gaitero...
"Me hubiera gustado ser director de orquesta. Fue lo que siempre soñé. Pero como vengo de una familia tan humilde, yo sabía que papá y mamacita no tenían para enviarme al exterior a estudiar eso. Hoy en día se les da más oportunidad a los muchachos con el nuevo sistema de orquestas en la parte musical. Yo siempre he estado enamorado de la música. También me hubiese gustado ser cantante de ópera. Cuando yo veo a Plácido Domingo, Alfredo Sadel... eso es algo mágico".


Eroy Chacín

Agrupación: Iluminación Gaita y Show.

Años en la gaita: 45.

Grito de guerra:
"Hermano y pico. Ese grito lo tome del Gallo Morales que acostumbraba a saludarme así. Ha sido un grito de guerra que me ha identificado y donde llego me saludan de esa manera".

La gaita para mi...
"La gaita es lo más bonito que tengo, es mi todo. Desde niño recuerdo que rompíamos las escobas para hacer los palos de las tamboras que eran tobos. Siempre estábamos pendientes donde había una gaita para ir a escuchar a los improvisadores. Ahora es que la gaita tiene letras como tal, antes solo tenía el estribillo y al que le iba tocando el pañuelo iba improvisando las estrofas".

Una gaita con historia:
"El barrio emparrandao. Esta gaita refleja la alegría que se vivía en la Maracaibo de antaño en torno a la gaita y las fiestas decembrinas. Siguen pasando los años y cada vez que nos subimos a una tarima la pide el público".

Mejor año:
"De toda mi carrera hay dos años que recuerdo con mucho cariño. 1985 fue un buen año cuando grabamos con los Zagalines del Padre Vílchez el tema de Nelson Romero Al Zulia doy y otro año fue 2005 cuando grabamos El barrio emparrandao, gaita que nos ha hecho recorrer el país".

De no ser gaitero...
"Si no hubiese sido gaitero hubiese sido guarachero. De lo que no tengo duda es que de cualquier forma iba a terminar en la música". Agradecimientos:

Fuente: estampas.com
Publicar un comentario en la entrada