Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

martes, 24 de noviembre de 2015

De Corazón Gaitero N°1: Lula López y Nelson Romero


La gaita forma parte de la idiosincrasia del zuliano y es símbolo de la época decembrina. Hoy una selección de emblemáticos gaiteros nos cuentan sobre su relación con este género musical y como los ha marcado en su vida .



Lourdes "Lula" López
Agrupación: Garra Gaitera.

Años en la gaita: 46.

Grito de guerra:
"Mi grito de guerra nace en el año 2000 cuando estábamos grabando un disco. Al final de la sesión me pidieron un gritico y dije ¡Jijaaa! Cuando salimos del estudio todos estaban bromeando; dijeron que yo grité así porque el Negro Rincón me había pellizcado, cosa que no fue cierta pero quedó como anécdota jocosa. Desde entonces, lo uso en las presentaciones".

La gaita para mi...
"La gaita es todo en mi vida. Le he dado todo a ella. He dejado muchas cosas de lado para crecer en mi carrera como gaitera y no me pesa. La gaita me hace sentir viva".

Una gaita con historia:
"He cantado muchas gaitas y de todas guardo bellos recuerdos. Una que me encanta y con la que me identifico es el Tejemeneje de Ana Stael Duque de Añez. Veo mi vida reflejada en los versos de esta composición y por eso la tengo en un lugar privilegiado en mi corazón".

Mejor año:
"Cada año tiene su particularidad, su toque. Cada temporada salgo a la tarima con el mejor ánimo y disposición para disfrutar la velada junto al público".

De no ser gaitera...
"Soy asistente dental y también soy técnico en telecomunicaciones pero definitivamente lo mío es la gaita. Si no hubiese sido gaitera... hubiese sido gaitera, no hay duda".



Nelson Romero
Agrupación: Alegres Gaiteros.

Años en la gaita: 34.

Grito de guerra:
"Tengo dos gritos de guerra. Uno es ¡Pascua, pascua! Desde muy joven asistía a las rondas gaiteras que se formaban por todo El Saladillo y veía mucho que los viejos gritaban ¡Pascua, pascua! Cuando estaban alegres y de allí tomé esta inspiración para mantener esa tradición. El otro grito de guerra con el que me conocen es ¡Ayayay! Y por eso me dicen el ayayero. Se acostumbraba decir ¡Ayayay! cuando la gaita se ponía buena. Ambas expresiones las utilizo desde que comencé a cantar".

La gaita para mi...
"La gaita es un concepto de vida. La he vivido con sus alegrías y sus tristezas. Me ha dado muchas satisfacciones. La gaita para mi representa todo; es la forma de vida que conozco y me hace feliz".

Una gaita con historia:
"De todas las gaitas que he escrito e interpretado la que más recuerdo y siempre canto es Santa Lucía del año 1983. Esa gaita la compuse como una promesa a la santa por una intervención de la vista que le realizaron a mi hijo y salió bien. También quería que los zulianos sintieran fe y devoción por nuestra Santa Lucía que forma parte de nuestra identidad junto con la Chinita y que se la compuse con mucho amor".

Mejor año:
"Sin duda uno de mis mejores años en la gaita fue 1983 porque ese año nacimos como agrupación. Nacimos con mucho apoyo de todos, creamos la agrupación con el deseo de rescatar y difundir la gaita tradicional y así nos hemos mantenido en estos años".

De no ser gaitero...
"Me hubiera muerto, no sé hacer más nada que no sea la gaita. Estuve varios años en un cuerpo de seguridad del estado pero lo dejé por la gaita y no me arrepiento".

Fuente: estampas.com
Publicar un comentario en la entrada