Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

jueves, 5 de noviembre de 2015

Enhorabuena! Yelitza Vílchez no necesita transplante deberá cumplir tratamiento médico


La Dra. Maribel Lizarsabal, gastroenterólogo-hepatólogo, encargada de tratar a Yelitza Vílchez, informó la noche de este martes en el concierto a beneficio de la gaitera, que no padece de cirrosis hepática y, por tanto, no necesita el trasplante de hígado como se pensaba; sin embargo, deberá cumplir tratamiento y someterse a un seguimiento.

Contó que Yelitza se encontraba con un diagnóstico que había que aclarar, le manifestó que primero debían estabilizarla porque estaba “muy descompensada” y luego someterla a una biopsia hepática que iba a dar el diagnóstico definitivo de cual era el estado de su hígado.

En ese sentido, anunció que ese resultado que recibieron esta semana, reportan que no hay cirrosis hepática, sino un proceso inflamatorio crónico de muchos años y que llevara un tiempo de tratamiento, cuidado, “no sabemos el grado de reversibilidad del proceso”.

Agregó que es muy probable que con tratamiento médico Vílchez pueda evolucionar “bastante bien, se mantenga estable y pueda vivir muchos años más con su hígado”.


El sonido de la tambora y San Benito retumbaron el teatro Bellas Artes, para dar inicio al ‘Concierto entre Amigos’ a beneficio de la gaitera Yelitza Vílchez.

Víctor Hugo Sánchez fue el primero en prestar su voz en el escenario, no solo para cantar, sino para declamarle con amor y esperanza a la intérprete, quien lucha para recuperarse de las patologías hepáticas que le aquejan desdr hace tres años.

“La vida es cada día más hermosa. Vale la pena luchar”, manifestó Vílchez minutos antes de salir a escena.

Argenis Sánchez, continuó la entonación gaitera acompañado de las palmas del público. Lula López se lució, así como Ricardo Cepeda, Neguito Borjas, Danello Badell y Rafael ‘El Pollo’ Brito. Todos ellos ofrecieron un espectáculo de altura, por una buena causa, que fue retribuido en bendiciones y agradecimiento por parte de los asistentes.
 La imagen de la Virgen de Chiquinquirá entró sobre los hombros de los servidores de María, en medio de una gaita sonora, que provocó llantos, sentimientos y pieles erizadas en la sala del teatro.

Allí, al lado de Yelitza, se quedó la imagen mariana durante todo el concierto. Los intérpretes le regalaron sus cantos y pedían intercediera por la salud de la gaitera; súplica que se convirtió en una realidad cuando la doctora Lizarzábal dio la buena noticia, que sorprendió a la propia Yelitza.

En un material audiovisual se fueron reproduciendo las caras de amigos y familiares de la original del Empedrao, para hacerle saber su amor por ella y su fe en Dios y ‘La Chinita’.

Fuente: noticiaaldia.com
Publicar un comentario en la entrada