Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Yayo y su Maracaibo Viejo - Idelfonso Vásquez - Publicación N° 34


Parroquias del Municipio Maracaibo
Idelfonso Vásquez

Idelfonso Vásquez nació en Maracaibo el 27 de marzo de 1840, fue médico, poeta, escritor, periodista y docente, fue un Patriarca de las Letras, un Maestro de la Poesía, fue reconocido como El Príncipe del Soneto con más de 20000 escritos y junto con José Ramón Yepes y Udón Pérez constituyen la Trinidad Olímpica más alta que haya contado nuestro pequeño mundo literario, hoy en día la obra de Vásquez, como todos los cultivadores de la Escuela Clásica suena viejo pero no por eso debemos dejarlos en el olvido, porque en ellos encontraremos siempre el esplendor de la belleza y la vigorosa expresión del talento.

Desde joven incursionó en la literatura regional, estudió en el Colegio Nacional de Maracaibo y formó parte de La Sociedad Eco de la Juventud, luego fue Presidente de la Sociedad de Alumnos de Minerva, redactor del periódico La Esperanza, El Correo del Zulia y de El Rayo Azul.

Cuando se graduó de médico entró a trabajar en el Hospital Chiquinquirá dirigido en ese momento por su gran amigo el Dr. Manuel Dagnino (el cual se pronuncia Dañino en su idioma natural, es un apellido francés). Dictó clases en el Colegio Nacional de Maracaibo y colaboró en varios diarios: La Antorcha, El Periódico, El Cocuyo, La Mariposa, El Sabatino, El Sociologista, Americanas, El Tipógrafo, La Bandera Cubana, Luz y Sombra y El Benefactor.

Le antecedieron poetas como José Ramón Yepes, Castor Silva, Valerio Perpetuo Toledo y en su generación Diego Jugo Ramírez, J. A. Gando Bustamante y Apálico Sánchez. Vásquez no era solamente un poeta sino un gran poeta, quien con escribir “el Rayo de Luz” le hubiera bastado para serlo cuando pudo con tres cuartetas y un terceto, llenar de claridad los ámbitos de la poesía universal, cantando su compleja grandiosidad.

Incursionó en la Dramaturgia con: Ensayos de una Zarzuela, Un nuevo Decreto Falso y otras obras. Escribió varios poemarios:

Lira Zuliana (Obras poéticas) , Visión del Porvenir, Dos Poemas Cortos; Cojomaquia y la Bandera Blanca. La Maracaida, Álbum Cigenético.
Sus dos poemas más conocidos:


EL RAYO DE LUZ

Rápido mensajero de esos mundos,
Que recaman y pueblan el vacío,
Halla estrechos los ámbitos rotundos
Y cabe en una gota de rocío.

Es en la luna broche de diamante
Por Dios prendido en los nocturnos velos;
En la centella, sierpe rutilante;
Y en el Iris corona de los cielos.

En la estrella polar, fulgor que salva;
Caleidoscopio en el cristal del alba;
Feliz testigo en la nupcial alcoba.

Flecha incendiaria que los nervios crispan
Si se dispara de amorosa tea;
Lampo en el oro; en el acero chispa;
Llama en el sol, y en el cerebro idea.


A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Perlas el mar bajo sus ondas cría;
Flores en el vergel la primavera,
Y en derredor de la brillante esfera
Vívidas galas el naciente día…

Mas ni las perlas de la mar bravía,
Ni la rosa gentil de la pradera,
Ni los celajes de la luz primera
Tan puro nacen cual nació MARÍA.

Fruto de casto amor y estéril seno,
Cuando a la luz nació, su tierno lloro
Quiso el mundo enjugar de encantos lleno.

El mar la coronó con su tesoro,
Con sus guirnaldas el vergel ameno
Y el firmamento con celajes de oro.
Publicar un comentario en la entrada