Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Yayo y su Maracaibo Viejo - Juana de Avila - Publicación N° 36


Parroquias de Municipio Maracaibo
Juana de Ávila

El General Francisco Tomás Morales, quien había sufrido una tremenda derrota en las sabanas de Carabobo trataba de rescatar a toda costa la Provincia de Maracaibo, que ya se había pronunciado a favor de la independencia en enero de 1821. El capitán realista Juan Ballesteros se había atrincherado en el Hato de Juana de Ávila por órdenes del Gral. Morales para la reconquista de Maracaibo, quien en ese momento estaba en Los Puertos de Altagracia esperando del resultado de la acción que emprendería el capitán Ballestero, que busca el lugar y el momento propicio para desarrollar el combate ubicándose en las posiciones más ventajosas.

El Comandante patriota coronel José Rafael de las Heras, precisa al invasor capitán Ballestero y le hace frente destrozándolo incluso causándole la muerte en batalla, también nuestro valeroso coronel de su vida en tal cruenta confrontación ese miércoles 24 de abril de 1822 donde el ejército español perdió a casi todos sus hombres. El Gral. Francisco Tomás Morales al saber la derrota de su ejército, tomó camino a Puerto Cabello para darle las malas nuevas al Gral. La Torre, este lo esperaba para entregarle el cargo de Capitán General de España en Venezuela, pues no quería ser el último jefe del Imperio Español .

Ya investido de todo el poder el Gral. Morales, lo utiliza para dominar a Maracaibo, que luego es rescatada por los patriotas al vencerlo definitivamente en la Gran Batalla Naval del Lago de Maracaibo, el 24 de julio de 1823. Firmó su Capitulación el 3 de agosto de 1823.

Como recuerdo de la gloriosa batalla de Juana de Ávila del miércoles 24 abril de 1822 existe un monumento y que aún permanece como testigo de otra heroica página de nuestra historia,, enclavada en el lugar donde se dio esta importantísima batalla está una enorme “piedra de ojo” guardada por un enrejado, en la mitad de una calle asfaltada (Ave. 15B), situada detrás de la Facultad de Ingeniería de Nuestra Alma Mater La Universidad del Zulia (LUZ), sobre la piedra está una placa de mármol con la siguiente inscripción:

“A los valientes soldados muertos en este glorioso campo de Juana de Ávila el 24 de abril de 1822. Homenaje de Admiración que le tributa la Junta Central del Distrito, en el primer centenario del General Rafael Urdaneta. 24 de Octubre 1888”
Publicar un comentario en la entrada