Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

sábado, 29 de octubre de 2016

Jerry Sánchez: “Comencé a componer desde que tenía 8 años de edad” (+video)


La historiadora y psicoanalista nacida en parís el 10 de septiembre de 1944, ÉLISABETH ROUDINESCO, para aludir la importancia del diálogo afirma que: “En un diálogo el correr de los discursos se cruzan sin fusionarse jamás, y se responden sin oponerse realmente, el individuo, la sociedad y la cultura, pueden enunciar su pluralidad, sus hallazgos, sus sorpresas, y construir puntos de vista de convergencia que abran caminos a la solución de los problemas y al bienestar colectivo…” Unida a esta frase, presentamos en esta ocasión, una plática con uno de los más descollantes artistas gaiteros del país, con el propósito de abrazar al entendimiento, la amable disidencia y la fraternidad. 

Él nació en Maracaibo el 22 de enero de año 1964. Él es músico, cantante, compositor y docente. En los predios del instituto educativo Cajigal fundó la agrupación con este mismo nombre, y en el año 1982 se convirtió en Birimbao. Hablamos de JERRY LUIS SÁNCHEZ MEDINA, cantor gaitero que ha consagrado éxitos como: “Cantame una gaita hermano”, que fue Gaita del Año 1984; “Y entonces llegó el creador”, “Las huellas de mi ciudad”, “La ciudad de Udón”, “En Maracaibo”, “Maracaibo cuanto te añoro”, “Mi tierra” a dúo con Daniel Méndez, “Juanita prendé el fogón” con Gladys Vera, “Una caja de creyones”, “Un País para mis hijos” y “Nostalgia Decembrina” en dueto con Ricardo Cepeda, entre otros. Asimismo ha sido solista en las agrupaciones ALITASÍA, GOSUGAITA Y COLOSALES DE RICARDO CEPEDA. Publicitamos una conversación, sin desperdicio, que permanecerá como documento de importancia para lograr la comprensión de la dinámica de la gaita y los gaiteros en la Venezuela actual. Con el mismo entusiasmo de su voz, con su abnegado, paciente y eficaz oficio puesto al servicio de la alegría de sus coterráneos: JERRY SÁNCHEZ.

José Rafael Rivero: ¿Qué le puede decir un cantor como Jerry Sánchez a su público luego de 36 años de carrera musical?

Jerry Sánchez: Me siento muy agradecido. Para responder esa pregunta te digo que me faltan muchas cosas por hacer. Yo empecé muy joven desde el año 1981 y tuve la oportunidad de promocionar todos esos éxitos: Cantame un gaita hermano, La cucaña, Entonces llegó el creador, Una caja de creyones, Nostalgia decembrina, Mi barriada, La guitarra. Sabes siento que hay una permanencia de mi trabajo porque todos los años escucho los temas en la radio. En diciembre siempre se escuchan: Cantame una gaita hermano y Nostalgia decembrina son temas que en diciembre suenan todos los días a cada rato, y el público en vivo manifiesta que hay un seguimiento de mi trabajo, eso es muy importante para mí. Desde que inicié quise dejar “algo” para el pueblo zuliano y eso ha ocurrido a escala nacional.
José Rafael Rivero: Y de esas “muchas cosas que te faltan por hacer” ¿Cuáles estás haciendo?

Jerry Sánchez: Debo decirte que me gustan otros géneros musicales. Acabo de iniciar un proyecto internacional para llevar los clásicos de la música venezolana a otras latitudes. El próximo año voy a estar de gira por: Panamá, Miami y República Dominicana para cantar canciones de Simón Díaz, Gualberto Ibarreto… Ya no será solamente la gaita sino otras formas musicales de Venezuela.
José Rafael Rivero: ¿Cuáles otros géneros musicales de Venezuela te atraen?
Jerry Sánchez: Me encanta toda la música, pero al hablar de la venezolana te digo que tuve una agrupación llamada Sonata Show y tocábamos todos los géneros: Balada, bolero, música venezolana contemporánea, guaracha, salsa. A pesar de que la gente no me conoce en eso, ya yo he trabajado bastante. A mí me gusta toda la música venezolana pero también me gusta innovar un poco los arreglos de armonía, voces.

José Rafael Rivero: ¿Cuál es el ejemplo que sigues para arreglar tus creaciones?

Jerry Sánchez: Nosotros tuvimos en el Cajigal un orfeón y el profesor que lo dirigió fue Ramiro Quintero y también hubo cantantes líricos que marcaron todo esto. Yo no soy cantante lírico me considero un cantor popular. Pero la verdad es que esos arreglos que hago son inspirados por la naturaleza de los temas. Cada canción tiene vida propia, cuando los escucho voy haciendo los arreglos en mi mente y cuando escuchamos el trabajo final es lo mismo que había pensado.

José Rafael Rivero: De tantos momentos estelares que tuviste con la agrupación Birimbao ¿Cuál pudieras entregarnos en esta ocasión?

Jerry Sánchez: Han sido momentos muy especiales. Te puedo decir que cuando grabé Cantame una gaita hermano en el año 1984 esa gaita recibió como 20 premios, luego hice Entonces llegó el creador para el Festival una gaita para el Zulia y tuve la dicha de que fuera la gaita ganadora en esa oportunidad, yo fui el solista de ese festival. Luego volví a participar y obtuve el segundo lugar con una gaita que interpreté al lado de Massiel Morales titulada ¿Y por qué no? Te hablo también del tema Mi tierra que fue sorprendente ese año, Una caja de creyones. Son muchos años y resumirlos es difícil. Siempre le agradezco a Dios la oportunidad de vivir.
José Rafael Rivero: ¿Qué te motiva a hacer una gaita?

Jerry Sánchez: Debo decirte algo que muy poca gente sabe, yo comencé a componer desde que tenía 8 años de edad. Participé en el festival internacional del piano en Miami y compuse un tema dedicado a la virgen de la caridad del cobre, la virgen de los cubanos. Desde ese momento comencé a crear canciones, hice gaitas cuando regresé nuevamente a Venezuela. Como mucha gente sabe el Colegio Cajigal pertenece a mi familia desde hace 60 años y ahí fundamos una agrupación gaitera por iniciativa de mi tío Emerson Martínez, que sabe muchísimo de gaitas y él fue el que me enseñó a componer. Me enseñó a componer las gaitas “festivaleras”. El día a día en mi actividad de docente de música y de inglés me dieron la oportunidad de hacer Una caja de creyones, Entonces llegó el creador y otros temas que están incluidos en las producciones de Birimbao que la gente no conoce.

José Rafael Rivero: ¿Quiénes fueron los formadores de Jerry Sánchez?

Jerry Sánchez: Estudié música con el profesor Gregorio Garrido, que en paz descanse. Con él estudié clarinete, él dirigía la banda del cuartel de bomberos y por la relación de amistad que tenía con mi papá fue mi profesor; también el profesor Glen Garrido me dio clases de clarinete. La formación musical en el colegio Cajigal siempre fue muy importante. Aprendí un poco de todos.

José Rafael Rivero: El tema que hiciste Nostalgia decembrina es uno de tus éxitos más coreados a escala nacional e internacional relátanos la historia de esa pieza
Jerry Sánchez: Te comento que cuando salí de sexto grado me fui a estudiar inglés en los estados unidos y me tocó pasar dos navidades en un lugar extraño para mí y es todo lo contrario a la navidad de Maracaibo, de Venezuela. Lo viví de niño y lo viví con Birimbao porque nosotros hacíamos giras por toda Venezuela hasta de 40 días. Nos íbamos el 20 de noviembre después de la feria de la chinita y regresábamos el 31 de diciembre en el primer vuelo del día. Pasé varias temporadas fuera de Maracaibo y coincidíamos en los hoteles o en las tarimas con los otros gaiteros: Rincón Morales, Cardenales, Pillopo, con los Colosales y siempre percibí ese sentimiento de nostalgia de pasar las navidades fuera de la familia, de los amigos y ese fue el punto de partida. Hice ese tema para mis amigos gaiteros y se convirtió en un éxito nacional. Porque todo el que tenía gente fuera del país se identificó con ese tema. Ha sido un éxito.

José Rafael Rivero: Una bendición…
Jerry Sánchez: Debo relatarte una anécdota. El año pasado una prima me llamó preocupadísima y pensaba que me había muerto porque ella cambiaba la emisora y estaba sonando Cantame una gaita hermano, pasaba la emisora y estaba sonando Nostalgia decembrina. Afortunadamente esos temas lo difunden las emisoras. Para lograr eso, se debe tener honestidad al componer, que no sea un tema prefabricado. Luego lograr una excelente composición y buenos arreglos, si el tema se titula Nostalgia Decembrina los arreglos tienen que ir con el contenido de ese tema y la interpretación es también de suma importancia. He visto llorar a muchas personas con el último verso que dice, Jerry canta:
“Espero con impaciencia
la llamada de los míos
y ese teléfono impío
de mí no tienen clemencia
de pronto lo oigo sonar
aló digo así esperando
y mamá dice llorando
mijo feliz navidad…”


Fuente: noticiaaldia.com
Publicar un comentario en la entrada