Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

sábado, 19 de noviembre de 2016

En IMÁGENES: Así fue la procesión por los 307 años de la Virgen de Chiquinquirá



 Fe y amor se conjugan para profesarle a la Chinita el fervor y la gratitud por los favores concedidos. Sus ojos serenos y piadosos de indiana han sido testigos durante 307 años de la devoción que el pueblo del Zulia siente por Ella.

Este viernes 18 de noviembre, día de su solemnidad, la Excelsa Patrona vio cómo nuevamente un río de almas devotas le rindieron honores y homenaje en la plazoleta de la Basílica, donde se ofició la eucaristía, a las 5:00 de la tarde. “Tengo 37 años pagándole mi promesa a la Chinita. Vengo desde Falcón a darle gracias por la salud de mi hija, porque Ella fue intercesora ante Dios”, contó Fidelia Nava, de Falcón.

El Retablo Sagrado donde ocurrió el milagro de Renovación el 18 de noviembre de 1709 salió en hombros de los servidores de María por el pórtico del templo mariano en medio de aplausos.


La imagen de Jesús de la Misericordia acompañó a María, a propósito de cerrarse mañana el Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia.

El arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana, presidió la misa en compañía del clero zuliano. Durante la homilía el prelado enfatizó: “No queremos vivir con rabias e hipocresías. No puede haber unión y alegría si no estás tú señor Jesús con nosotros y no nos acompaña tu Madre en la reconstrucción del país. Devolverle la paz a Venezuela no es cosa de unos cuantos políticos, nos toca a todos los que vivimos en esta tierra de gracia y provisión”.

Prosiguió: “Dios nos ha regalado este Año Jubilar para que entremos en paz y recibimos los muros discriminatorios que hemos levantado, construir todos los puentes que necesitemos para que estemos intercomunicados”.


En la capilla musical se presentó un estreno de la misa zuliana compuesta por Renato Aguirre y dirigida por el maestro Alan Christopher Black, ministerio musical de la parroquia virtual venezolana Nuestra Señora de Coromoto en Houston, EE UU.


La consagración del pueblo zuliano a la Virgen María fue realizada por monseñor Víctor Hugo Basabe, tercer obispo de San Felipe. Al culminar la misa, al ritmo de la gaita salió la procesión patronal de la Reina Morena.
Anoche, el recorrido fue amenizado por la banda show Rafael Urdaneta, a la que le fue otorgado el Relicario de Oro. La Tablita, y la imagen de Jesús de la Misericordia, recorrieron las calles del casco central junto a su grey.





Fuente: panorama.com.ve
Publicar un comentario en la entrada