Envía tus reseñas y temas al correo: adriandepool@yahoo.com

jueves, 28 de septiembre de 2017

La gaita zuliana atraviesa su año más gris


Desde que la Feria de La Chinita mermó sus actividades musicales, los gaiteros no cuentan con el principal escenario para mostrar su talento. Falta aproximadamente un mes para darle inicio a la temporada gaitera que anuncia la llegada de las festividades navideñas en el estado Zulia y las pocas plazas que hay para impulsar el talento nacional que caracterizan a la región minimizan el patrimonio cultural.

La llamada reina del Zulia se ha quedado sin su trono. La crisis que atraviesa el país acabó hasta con los espectáculos musicales en honor a la Virgen de Chiquinquirá. Desde hace un par de años, los eventos han disminuido y el año pasado, la Feria de La Chinita atravesó su año más crítico, donde ni elección de la reina hubo.

En lo que va de 2017 el panorama pinta igual, o peor. Faltan escasos dos meses para celebrar el día de la patrona de los zulianos y no se tienen noticias sobre el paradero de la edición número 52. La falta de escenarios para mostrar los nuevos temas y nóveles agrupaciones han terminado por denominar este, “un año gris para la gaita”, según sus propios exponentes.

En promedio, los gaiteros hacen dos o tres presentaciones mensuales. Lo que pone a las agrupaciones en situaciones críticas, ya que de la gaita sobreviven. Compositores y agrupaciones reconocidas manifiestan que se presentan más en entidades foráneas, que en su propia tierra.

En conversación con La Verdad, Adolfo Ochoa, integrante de la agrupación Gaiteros de Pillopo, comenta que “en esta fecha, ya teníamos las agendas llenas de contrataciones hasta diciembre. Hoy en día solo tenemos pautados uno que otro amanecer. Las empresas se enfocan más en artistas internacionales que en los regionales”.

Minimizada en su máxima expresión

Danelo Badell, reconocido compositor de Pura y tradicional, manifestó que “es una época gris para la gaita. No hay trabajo. No hay dinero. Escazas veces salimos del Zulia para tocar en Falcón, Yaracuy, Barinas, pero la frecuencia es muy baja. No hay plazas para cantar”. Además, destacó que “la temporada de elecciones era buena para los gaiteros. Era productiva, pero actualmente, solo el gobierno contrata. La oposición nos dicen que no tienen dinero”.

La falta de lugares para ofrecer espectáculos musicales, se lo atribuyen a los entes gubernamentales, puesto que, son ellos quienes anteriormente ofrecían tal entretenimiento al pueblo.

Ozias Acosta, director de la Universidad de la Gaita (UDG), rememoró un hecho que ocurrió en la década de los 90, cuando los artistas atravesaron una situación similar. “Vivimos la crisis de los 90, cuando RCTV y Venevisión se unieron con las disqueras del país para impulsar el talento nacional y resultó. Hoy en día no hay suficientes disqueras. Todas se han ido”.

Proceso de transculturización

Los amaneceres aún se planifican para el 17 de noviembre y para al día siguiente la celebración del día de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá. Sin embargo, las empresas privadas, quienes normalmente son las cabecillas de dichos eventos, no ponen en primer plano la gaita. Su enfoque principal son los artistas internacionales que llaman más la atención del público marabino y abultan más el costo de las entradas.

La transculturización no es algo nuevo. En el Zulia, hablando del folklore nacional, la inmigración de géneros musicales, como el vallenato, empujó a la gaita a un segundo plano. Los carteles musicales de los amaneceres de feria, son encabezados por artistas colombianos, intérpretes de música vallenata y lo siguen cantantes de merengue, música tropical o urbana. Por ley nacional, añaden a la programación, presentaciones de grupos gaiteros y únicamente contratan a los más renombrados. Lo que hace que se generen las quejas de los simpatizantes del género regional y amantes a la cultura propia, pero esta población, lamentablemente, es mínima.

Posibles soluciones

Acosta explica que una posible solución quedaría “en manos de los grandes empresarios, quienes deberían dedicarse a promover el talento criollo, ya que los entes gubernamentales nos olvidaron. Aunque sabemos que las empresas grandes están mermadas también por la misma crisis”.

Ochoa, por su parte, opina que “hay que promocionar más el patrimonio cultural. Antes lo hacían más que todo, las empresas licoreras, pero ahora se han enfocado más en el deporte y nos han minimizado, así como lo hicieron las organizaciones estatales. Necesitamos más plazas”. Mientras se buscan soluciones y se evalúan alternativas, el cantante asegura que Pillopo ya comenzó a trabajar para la venidera temporada gaitera, pero no ha sido fácil. “Estamos trabajando junto a Nelson Romero y José David Sulbarán en nuevos temas que esperamos lanzar en octubre”.

Ay como quisiera es el tema que lleva meses sonando en la radio y pertenece a UDG, agrupación que alista su producción discográfica la cual, según sus integrantes, vendrá cargada de ritmos nuevos. Aunque no soy de esta tierra es otro promocional que está a punto de ser lanzado y que espera convertirse en el favorito del público.

Fuente: panorama.com.ve
Publicar un comentario